Café Mediación #3 · ¿Es la mediación una práctica creadora?

Medialab-Prado · 29-09-2016

El 29 de septiembre celebramos nuestro primer Café Mediación de la temporada, bajo el título: “¿Es la mediación una actividad creadora?” y nos reunimos con el equipo de Medialab-Prado en un encuentro abierto para hablar sobre producción cultural, centrándonos en el perfil investigador del grupo actual de mediadores del centro.

Ni la educación y la pedagogía se limitan a transmitir conocimientos ni la mediación cultural se reduce a difundir. Para incentivar el análisis crítico y la construcción de un discurso propio en los públicos es necesario ir más allá de la obra, del artista y del espacio de exposición. Cada uno de los contextos posibles y cada público requieren de contenidos de mediación cultural adaptados. ¿Estamos hablando de producción cultural?

Los profesionales que participan en la creación cultural suelen tener muy asumidos sus roles. El artista, el comisario, el gestor, el programador y el comunicador reflexionan, teorizan y defienden su función dentro de este proceso como algo intrínseco al mismo.

A pesar de que la Mediación Cultural -con este nombre- es una disciplina relativamente nueva, las funciones que se le asocian -educación, guía, explicación, reflexión, crítica- se vienen desarrollando en las instituciones culturales desde hace tiempo. Sin embargo, ni su visibilidad, ni su reconocimiento, ni el corpus teórico generado sobre esta disciplina son equiparables al del resto de perfiles del ámbito de la cultura.

Parece necesario, por lo tanto, fortalecer y poner en valor la mediación cultural por su relevancia en un contexto en el que los públicos ya no son considerados meros receptores de un mensaje dirigido. Conseguir públicos críticos pasa por la mediación cultural, y este paso solo puede darse a través de una doble acción de reflexión y producción de contenidos propios que elabore discursos nuevos y libres sobre las realidades en las que se enmarca.

Partiendo de la experiencia práctica en investigación y producción del equipo de mediación de Medialab-Prado en este Café-Mediación reflexionamos sobre este proceso de creación de conocimiento y contenido propio. Artistas, comisarios, gestores, públicos y mediadores culturales fueron bienvenidos al debate, porque desde distintos puntos de vista siempre es más rico construir.

Fue una reunión fructífera y motivadora. Hablamos de la invisibilización de la mediación como un proceso de investigación, a veces incluso desde la propia institución. El equipo de Medialab compartió con nosotras la doble función que desempeñan: no sólo estar pendientes de informar, atender y cuidar del público que hace uso del espacio, sino también desarrollar una investigación propia, centrada en la creación y construcción de comunidades.

Uno de los problemas con los que se encuentran es la limitación del tiempo, y la gestión del dentro/afuera del espacio, sobre todo en aquellos proyectos que desbordan los límites de la propia institución. Además – y esto es un problema generalizado entre todos los profesionales de la mediación- les gustaría contar con un espacio donde compartir, comentar y evaluar los procesos de su práctica cotidiana. Obviamente, esto forma parte de la invisibilización de esta profesión y además supone una limitación para potenciar la creatividad.

Puedes descargar aquí la relatoría de este café.

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba