PENDIENTE, convocatoria de acciones para mediadoras

Centro de Residencias Artísticas de Matadero Madrid · 2021 – 2022

Pendiente es un proyecto para un tiempo y un espacio. También una propuesta que toma la forma de tres ciclos de investigación y trabajo colaborativo y de una serie de acciones públicas en torno a la mediación cultural con el objetivo de identificar, analizar y narrar su puesta en práctica. 

Cada uno de los tres bloques se construye a través de un proceso compartido por la Asociación de Mediadoras Culturales de Madrid – AMECUM (que coordina, codiseña y acompaña) y seis agentes de mediación cultural (colectivos o individuales) que se conectan a partir las invitaciones y convocatorias que tendrán lugar entre el otoño de 2021 y el verano de 2022.

El propósito de Pendiente es hilar nuevas tramas en torno a la mediación cultural. Algunas parten de conclusiones obtenidas durante el proyecto Rehacer y Expandir, mientras que otras derivan de las líneas que AMECUM viene explorando desde su constitución. Son temas “que han quedado pendientes”. Todos ellos afectan directamente al sector de la mediación cultural, a sus prácticas y a las personas que las desempeñan. Y también son un marco de trabajo y un contexto para el enriquecimiento de las múltiples piezas que construyen su ecosistema.  

Con la colaboración del Centro de Residencias artísticas de Matadero Madrid, AMECUM continúa generando redes profesionales extensas en las que los procesos de pensamiento y acción se convierten en una fórmula para la visibilización y el fortalecimiento del sector de la mediación cultural. 

*Ilustración de Antonia Santolaya


3 bloques temáticos / 3 invitaciones / 3 convocatorias públicas

6 agentes de mediación cultural / 6 acciones

Desde nuestra llegada al Centro de Residencias Artísticas de Matadero Madrid en 2019, en AMECUM valoramos nuestra estancia como una oportunidad para afianzar las líneas de trabajo de la Asociación definidas por nuestro compromiso con el sector de la mediación cultural. Por eso Pendiente está dividido en tres bloques-temas sobre los que reflexionar y actuar conjuntamente.

Estos tres conceptos-temas serán abordados trimestralmente: en cada uno de los ciclos presentaremos a un agente invitado que realizará una acción sobre el tema seleccionado. Además, habrá una convocatoria abierta por cada uno de los bloques, para que agentes que trabajen en torno a ellos desarrollen una segunda acción/reflexión.  


BLOQUES TEMÁTICOS

En primer lugar, Espacios de vida en mediación: retomando la última Autoformación  de Rehacer y expandir, donde se manifestó un interés colectivo por seguir explorando de forma compartida acciones en torno a las condiciones materiales de las mediadoras/es: tiempos, formas, equilibrios, contradicciones, viabilidades, etc.

Fecha convocatoria abierta diciembre 2021 – acción enero 2022

A continuación, Espacio físico en mediación: ese lugar que pisamos cuando trabajamos. El urbano, el rural, la calle, el museo… y todos aquellos condicionantes y elementos que atraviesan su recorrido. 

Fecha convocatoria abierta mediados febrero 2022 – acción marzo 2022

Por último, Escritura en mediación: partiendo de toda la documentación que contiene la mediaTECA (biblioteca especializada en mediación cultural) se plantea un trabajo sobre lo que se ha escrito y cómo se ha escrito, poniendo de manifiesto la necesidad de teoría para formarnos y enriquecernos. 

Fecha convocatoria abierta mediados abril 2022 – acción mayo 2022


CONVOCATORIA ABIERTA BLOQUE 1

En Espacios de vida en mediación retomamos la última Autoformación de Rehacer y expandir, donde se manifestó un interés colectivo por seguir explorando de forma compartida acciones en torno a las condiciones materiales de las mediadoras/es: tiempos, formas, equilibrios, contradicciones, viabilidades, etc.

Colectivo invitado: Desde el mes de noviembre estamos trabajando conjuntamente con Desmusea, quienes llevarán a cabo una acción el 11 enero 2022 (próximamente abrimos inscripciones)

CONVOCATORIA ABIERTA: convocatoria del 3 al 13 de diciembre de 2021 (acción enero 2022)

Se buscan proyectos o ideas que ya se hayan diseñado o estén en proceso de diseño y puedan materializarse en una acción/reflexión. 

INFORMACIÓN CONVOCATORIA

Cuestionario de solicitud

Autoformación #5 Rehacer y Expandir la Mediación Cultural

AMECUM, GALAXXIA y ANTONIA SANTOLAYA – Vivir de la Mediación

Centro de Residencias Artísticas de Matadero Madrid · 06-07-2021

TEMA > Vivir de la Mediación

¿Es posible vivir de la mediación? ¿Cómo podemos hacer sostenibles nuestros proyectos? ¿Cómo cuidar estos procesos?

En la quinta y última Autoformación de esta fase del proyecto de investigación de Rehacer y Expandir la Mediación Cultural proponemos una sesión de taller conectado por AMECUM en torno a dos mesas de debate. Esta actividad está destinada a la comunidad profesional y propone reunirse para compartir saberes en torno a dos líneas esenciales a la hora de abordar cómo es posible vivir de la mediación.

Por una parte, trataremos la dimensión material de nuestras relaciones laborales recogiendo nuestras experiencias con salarios, presupuestos, modelos de contratación, etc. para pensar dónde situamos los marcos de sostenibilidad de nuestras propuesta. Será coordinada por AMECUM y la relatoría correrá a cargo de Antonia Santolaya.

Por otra parte, elaboraremos un manual básico de autocuidado que busca recoger reflexiones y formas de sostener nuestros espacios de trabajo y vida. Pensaremos cómo hacer de nuestro trabajo un lugar sostenible, cuidar de nuestros tiempos, de las relaciones que establecemos, de nuestras dinámicas, etc. Esta mesa estará coordinada por Galaxxia.

AGENTES INVITADAS > Galaxxia y Antonia Santolaya

GALAXXIA

Es una red de trabajadores culturales post-boomer que se posiciona en la heterogeneidad del sector cultural contemporáneo desde una perspectiva crítica, las subjetividades feministas y el post-internet. Actualmente el equipo motor lo conforman Ana CSC , Francesca Alessandro, Irene Sempere e Iris Sofia Hernández. 

Más información en galaxxia.org.

ANTONIA SANTOLAYA

«Todavía me pregunto por la necesidad de dibujarlo todo pero, mientras llega una respuesta, sigo haciéndolo. El dibujo es una herramienta poderosa que se escapa a mi control, me acompaña, ayuda y hace la vida más bella.» En este andar haciendo camino, Antonia Santolaya ha realizado novelas gráficas, libros para niños, libros de viaje, carteles, murales, dibujos en tela… Cualquier material y soporte es para ella una puerta abierta a nuevas posibilidades creativas y un reto.

Obtuvo el Premio Apel. Les Mestres, Mención de honor en Invenciones México, Premio Concurso internacional álbum ilustrado Gran Canaria y artista en residencia en la Real Academia de Roma como reconocimiento a esa dedicación continuada al dibujo y sus posibilidades expresivas.

Más información en: antonia-santolaya.webnode.es y antoniasantolaya-infantil.webnode.es.

.

DATOS Autoformación #5

DÍA – Martes, 6 de julio de 2021 

LUGAR / FORMATO – Presencial en el Centro de residencias artísticas de Matadero Madrid

HORA – 16.00 a 20.00h

AUTOFORMACIONES – Rehacer Expandir

Las autoformaciones de AMECUM son actividades monográficas para el intercambio de conocimiento entre pares con el objetivo de fomentar el aprendizaje en red y la consolidación de estrategias y metodologías de trabajo, con agentes invitados especialistas en educación, gestión y cultura digital.

Este ciclo de 5  autoformaciones mensuales forma parte del proyecto de investigación  de Rehacer y expandir la mediación cultural. Nuevas prácticas para un nuevo marco cultural; una investigación-acción colaborativa desarrollada por AMECUM y apoyada por la Fundación Daniel y Nina Carasso que pretende indagar en metodologías y estrategias innovadoras de mediación cultural en el contexto contemporáneo.

Cada una de estas autoformaciones tendrá un formato de taller teórico-experimental y abordará una temática específica. La participación en las mismas será de libre acceso previa inscripción a través del formulario de inscripción y hasta completar aforo.

Autoformación #4 Rehacer y Expandir la Mediación Cultural

IDENSITAT y Centro Huarte – Rehacer y expandir la mediación de forma situada

Formato presencial y virtual · 15-06-2021

TEMA > Rehacer y expandir la mediación de forma situada

La situación actual pide una reformulación de la institución cultural, incorporando los cuidados y la cultura de proximidad. En este nuevo marco, entendemos a la mediadora cultural como figura clave para alcanzar estos objetivos, ¿qué nuevos modelos de mediación podemos plantear?

A través del proyecto Who Cares?, IDENSITAT y el Centro Huarte quieren desarrollar la mediación como un proceso horizontal que no solamente tiene que ver con la relación de los espacios artísticos con su entorno, sino que atañe también a los equipos de trabajo, así como a los vínculos y la comunicación que se generan alrededor de los mismos. 

Trabajan, entonces, la mediación a través de tres líneas que se entrecruzan: la mediación interna, atendiendo tanto a lo común como a las diferencias y singularidades de cada entidad y de cada persona dentro de esas entidades; los espacios de escucha y atención para el trabajo en medio digital, que requiere cada vez más de una reflexión y de un diseño de nuevas estrategias debido a la extensión de su uso; la creación de entornos participativos para consolidar comunidades, poniendo a las personas, sus cuerpos y sus necesidades y deseos en el centro de los proyectos, generando entornos en los que conocernos, cuidarnos y construir relaciones a través de lo afectivo.

Con esta formación, Idensitat y el Centro Huarte nos invitan a considerar de forma conjunta cuáles serían las buenas prácticas para una mediación horizontal y plural, a partir del marco del hacer artístico y los lenguajes visuales. Es decir, toman estrategias y modos de hacer del arte para indagar sobre las maneras de encontrarnos y relacionarnos internamente en este proyecto, y para compartir el proceso con el grupo que les acompañe en la sesión.

AGENTE INVITAD0 > IDENSITAT y Centro Huarte

Who Cares? es un proyecto de cooperación centrado en prácticas relacionadas con el cuidado mutuo y con el arte. Está formado por 5 organizaciones dedicadas a la producción artística de diferentes lugares en Europa: Idensitat (Barcelona, ​España), SPACE (Londres, Reino Unido), Rupert (Vilnius, Lituania), Gray Area (Korcula, Croacia) y el Centro Huarte (Navarra, España).

IDENSITAT es un proyecto de arte que investiga y experimenta formas de incidir en el territorio en sus dimensiones espacial, temporal y social. Actúa como un sistema que impulsa ámbitos de colaboración para llevar a cabo proyectos, acciones e intervenciones.
El Centro Huarte es un centro de producción, experimentación e investigación artística. Desde una perspectiva transversalmente feminista y reivindicadora de la periferia y lo local, pone a disposición de la comunidad artística diversos recursos materiales, económicos y formativos.

DATOS Autoformación #4

DÍA – Martes, 15 de junio de 2021 

LUGAR / FORMATO – Presencial y virtual: Centro de residencias artísticas de Matadero / Plataforma Zoom

HORA – 16.00 a 19.00h

AUTOFORMACIONES – Rehacer Expandir

Las autoformaciones de AMECUM son actividades monográficas para el intercambio de conocimiento entre pares con el objetivo de fomentar el aprendizaje en red y la consolidación de estrategias y metodologías de trabajo, con agentes invitados especialistas en educación, gestión y cultura digital.

Este ciclo de 5  autoformaciones mensuales forma parte del proyecto de investigación  de Rehacer y expandir la mediación cultural. Nuevas prácticas para un nuevo marco cultural; una investigación-acción colaborativa desarrollada por AMECUM y apoyada por la Fundación Daniel y Nina Carasso que pretende indagar en metodologías y estrategias innovadoras de mediación cultural en el contexto contemporáneo.

Cada una de estas autoformaciones tendrá un formato de taller teórico-experimental y abordará una temática específica. La participación en las mismas será de libre acceso previa inscripción a través del formulario de inscripción y hasta completar aforo.

Autoformación #3 Rehacer y Expandir la Mediación Cultural

Desmusea – Nuevos formatos para nuevas prácticas de mediación cultural

Formato virtual y presencial · 18-05-2021

TEMA > Nuevos formatos para nuevas prácticas de mediación cultural

¿Cómo podríamos entender el panorama virtual como una estrategia de mediación a través del abordaje de diferentes plataformas?

El colectivo artístico y de mediación cultural Desmusea compartirá en este taller algunas de sus reflexiones y prácticas en torno a la mediación cultural online. Sus proyectos toman las colecciones de los museos para reactivarlas desde una mirada personal, propia y digital. El taller contará con una parte práctica en la que se explorará el espacio de Matadero para interrogarlo, interpretarlo y jugarlo desde las tecnologías más cotidianas.

AGENTE INVITAD0 > Desmusea

Desmusea [Clara Harguindey + Daniel Pecharromán] es un colectivo artístico y de mediación cultural nacido en 2018. Desmusea trabaja con colecciones de museos e instituciones culturales para articular nuevos relatos sobre ellas. Sus proyectos se ubican siempre en los intersticios de lo físico y lo virtual. Desde 2019 Desmusea es residente en el Centro de Residencias Artísticas de Matadero Madrid y coordina la residencia artística adolescente «rendija» en el Centro de Cultura Contemporánea Conde Duque. Además, ha trabajado con instituciones como el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía de Madrid, la colección «la Caixa» de Arte Contemporáneo, y participado en la exposición Del Todo Imposible en la Sala de Arte Joven de la CAM. En la actualidad su investigación se centra en la producción artística online y el comisariado virtual a través de vitrin.as, una galería virtual que aloja proyectos interactivos inspirados en museos del territorio estatal.

desmusea.com

DATOS Autoformación #3

DÍA – Martes, 18 de mayo de 2021 

FORMATO A / HORA Presencial: Centro de residencias artísticas de Matadero / 17.00h a 20.30h

FORMATO B  / HORA – Virtual (a través de la plataforma Zoom) / 17.30 a 20.30h

INSCRIPCIONES CERRADAS

AUTOFORMACIONES – Rehacer Expandir

Las autoformaciones de AMECUM son actividades monográficas para el intercambio de conocimiento entre pares con el objetivo de fomentar el aprendizaje en red y la consolidación de estrategias y metodologías de trabajo, con agentes invitados especialistas en educación, gestión y cultura digital.

Este ciclo de 5  autoformaciones mensuales forma parte del proyecto de investigación  de Rehacer y expandir la mediación cultural. Nuevas prácticas para un nuevo marco cultural; una investigación-acción colaborativa desarrollada por AMECUM y apoyada por la Fundación Daniel y Nina Carasso que pretende indagar en metodologías y estrategias innovadoras de mediación cultural en el contexto contemporáneo.

Cada una de estas autoformaciones tendrá un formato de taller teórico-experimental y abordará una temática específica. La participación en las mismas será de libre acceso previa inscripción a través del formulario de inscripción y hasta completar aforo.

Autoformación #2 Rehacer y Expandir la Mediación Cultural

Aitana Cordero – El cuerpo en mediación: la distancia íntima

Formato virtual · 06-04-2021

TEMA > El cuerpo en mediación: la distancia íntima

¿Cómo abordar el trabajo con las imposiciones corporales que sufrimos ahora? ¿Cómo comunicarnos desde ahí?

Con un trabajo y práctica basados en cuestiones sobre intimidad, sexualidad – corporalidad y los límites u opciones del compartir-ser, Aitana Cordero se pregunta: ¿cómo podemos alcanzar experiencias íntimas desde la distancia y construir un sentido del estar compartiendo-nos y creando un “juntis”?

En este taller- experiencia – propuesta, El cuerpo en mediación: la distancia íntima,  investigaremos cómo somos cuerpo, qué es un Nos, qué es tocar, y cómo surfeamos incertidumbres y cuidados. El tocar y ser tocado, y cómo re-colocarnos los cuerpos cuando, como siempre, el contexto tiene planes alternativos a lo que deseamos, y no nos deja. 

La distancia, los limites del compartir, las rodillas que duelen, los contextos que nos rodean como protagonistas, antiprotagonizarnos, la escucha y el deseo serán los temas principales por los que derivaremos. Apropiándonos alegremente de las limitaciones y convirtiéndolas en oportunidad, en un ejercicio sobre el deseo conjunto.

Este encuentro ofrece una(varias) experiencia(s) a las participantes para después, en un acto de digestión colectiva, charlar sobre qué nos ha servido, qué preguntas emergen y cómo inventarnos posibles futuros desde nuestro micro-subjetivo.

AGENTE INVITADA > Aitana Cordero

Aitana Cordero es una “mover”, creadora/coreógrafa, directora, curiosa, amante, de las preguntas, los libros, el cocinar y los cuerpos, géminis, madre, surfea…

Hizo Judo intensamente, durante su primera infancia, y nunca ha dejado el estudio de las artes marciales. Se entrenó durante años como bailarina, amó la danza y la improvisación. Decidió cambiar el rumbo de sus intereses atraída por el lenguaje de los cuerpos pensantes y la creación. 

En 2006 se graduó como Coreógrafa en la SNDO, Escuela para el Nuevo desarrollo de la danza, de Ámsterdam, y dos años después acabó el Master en Coreografía y nuevas tecnologías, Dance Unlimited, también en la capital holandesa.

Desde 2000 desarrolla sus propios proyectos en forma de piezas, instalaciones, performances, coreografías, eventos, películas, videos, textos, propuestas culinarias y “cosas” que han sido presentados en diversas ciudades de Europa, América del Norte y Asia.

Desde 2001 compagina sus investigaciones y trabajos artísticos con una intensa labor docente en distintas escuelas privadas y Universidades. 

En la actualidad también realiza trabajos de dramaturgia y “compañía y observación” en procesos de otros coreógrafos o creadores.

Algunos de sus intereses artísticos recurrentes en sus trabajos e investigaciones son el “encuentro entre cuerpos”, los significados y significantes, la intimidad, la “senxsualidad», la fisicalidad de la violencia y la exploración de los protocolos y convenciones de las artes escénicas. Ama los objetos, profundamente.

Otros intereses que suelen integrarse en sus procesos son la filosofía, la literatura, los estudios de género, la pintura y la gastronomía.

En la actualidad prepara un maratón, intenta convertirse en pilota, ha vuelto a las artes marciales y tiene, de nuevo, miedo a las tormentas eléctricas.

Sus universos están aquí: www.aitanacordero.com.

DATOS Autoformación #2

El taller tendrá lugar el próximo martes 6 de abril de 17 a 21 horas en formato virtual a través de la plataforma Zoom. Para asistir al taller es imprescindible que puedas comprometerte a tener una presencia activa durante las cuatro horas, lo que implica tener la cámara encendida y participar en las distintas propuestas, ya que la formación se entiende como una sesión integral y no se puede asistir a ella parcialmente o en formato sólo de escucha.

AUTOFORMACIONES – Rehacer Expandir

Las autoformaciones de AMECUM son actividades monográficas para el intercambio de conocimiento entre pares con el objetivo de fomentar el aprendizaje en red y la consolidación de estrategias y metodologías de trabajo, con agentes invitados especialistas en educación, gestión y cultura digital.

Este ciclo de 5  autoformaciones mensuales forma parte del proyecto de investigación  de Rehacer y expandir la mediación cultural. Nuevas prácticas para un nuevo marco cultural; una investigación-acción colaborativa desarrollada por AMECUM y apoyada por la Fundación Daniel y Nina Carasso que pretende indagar en metodologías y estrategias innovadoras de mediación cultural en el contexto contemporáneo.

Cada una de estas autoformaciones tendrá un formato de taller teórico-experimental y abordará una temática específica. La participación en las mismas será de libre acceso previa inscripción a través del formulario de inscripción y hasta completar aforo.

Autoformación #1 Rehacer y Expandir la Mediación Cultural

Artaziak – Accesibilidad 360º

Centro de Residencias Artísticas de Matadero Madrid · 06-03-2021

TEMA > Accesibilidad 360º

La accesibilidad entendida no solo desde la diversidad funcional, física, etc., sino abordada desde la posibilidad-imposibilidad, el acceso/barreras que existen actualmente para la realización de actividades culturales (brecha digital, falta de recursos, etc.).

Esta formación es una invitación a repensar las prácticas y discursos en la mediación, trabajando desde cuerpos disponibles, situados e interdependientes. Nos gustaría compartir reflexiones en torno a la noción de interseccionalidad en el marco de la educación artística, articulando prácticas, lenguajes y saberes así como cuerpos disidentes con agencia. La Accesibilidad, analizada como elemento clave y determinante para relacionarse, colaborar, escuchar y posicionarse.

AGENTE INVITADO > Artaziak

Artaziak es una cooperativa de iniciativa social que trabaja en el ámbito de la educación artística y la mediación cultural. Impulsan procesos de aprendizaje en los que las prácticas y metodologías artísticas son herramientas para compartir, construir y transformar saberes. Entienden la educación como un intercambio y un espacio en el que generar nuevas realidades y relaciones a partir del diálogo.

Su proyecto es de carácter social; parte de la diversidad cultural y de la diferencia y contribuye al fomento del sentido crítico en las personas, con el objetivo de producir cambios sociales, políticos y culturales.

Más información en www.artaziak.eus

DATOS Autoformación #1

  • DÍA Sábado 6 de marzo de 2021  
  • HORA de 10.00 a 14.00h 
  • LUGAR Taller de Cineteca en Matadero Madrid (Plaza de Legazpi 8)
  • FORMATO Presencial o virtual (a través de la plataforma Zoom).

FOTOS Autoformación #1

AUTOFORMACIONES – Rehacer Expandir

Las autoformaciones de AMECUM son actividades monográficas para el intercambio de conocimiento entre pares con el objetivo de fomentar el aprendizaje en red y la consolidación de estrategias y metodologías de trabajo, con agentes invitados especialistas en educación, gestión y cultura digital.

Este ciclo de 5  autoformaciones mensuales forma parte del proyecto de investigación  de Rehacer y expandir la mediación cultural. Nuevas prácticas para un nuevo marco cultural; una investigación-acción colaborativa desarrollada por AMECUM y apoyada por la Fundación Daniel y Nina Carasso que pretende indagar en metodologías y estrategias innovadoras de mediación cultural en el contexto contemporáneo.

Cada una de estas autoformaciones tendrá un formato de taller teórico-experimental y abordará una temática específica. La participación en las mismas será de libre acceso previa inscripción a través del formulario de inscripción y hasta completar aforo.

Rehacer y expandir la Mediación Cultural.
Nuevas prácticas para un nuevo marco cultural

Centro de Residencias Artísticas de Matadero Madrid · 2020 – 2021

Rehacer y expandir la mediación cultural. Nuevas prácticas para un  nuevo marco cultural es un proyecto apoyado por la Fundación Daniel y Nina Carasso que responde al complejo escenario laboral al que se enfrenta el sector de la mediación desde el surgimiento de la pandemia y que propone una investigación-acción colaborativa para poner en valor la profesión en este nuevo marco.

Lo hace a través de un mapeo nacional e internacional de proyectos y también indagando en metodologías y estrategias innovadoras en un contexto postCovid. El proyecto se articula a través de diversos espacios de diálogo entre profesionales: un Ciclo de autoformaciones con agentes invitados especialistas en educación, gestión y cultura digital, y un Grupo de Aprendizaje estable para poner en práctica los conocimientos compartidos.

Cada una de las sesiones que conforman Rehacer y expandir la mediación cultural se dirigen a ofrecer nuevas herramientas de mediación/investigación que puedan ser replicadas. Los resultados de la investigación, junto con las herramientas extraídas del proceso de aprendizaje, se han recogido en una publicación, a modo de cartografía de experiencias que permite diversificar las posibilidades profesionales de las mediadoras y educadoras.

Las autoformaciones de AMECUM son actividades monográficas para el intercambio de conocimiento entre pares con el objetivo de fomentar el aprendizaje en red y la consolidación de estrategias y metodologías de trabajo, con agentes invitados especialistas en educación, gestión y cultura digital. Este ciclo de 5  autoformaciones tiene un formato de taller teórico-experimental y aborda una temática específica:

El Grupo de Aprendizaje se formula como un espacio colectivo estable organizado en dos ejes de trabajo: el ciclo de Autoformaciones públicas y una serie de reuniones cerradas para imaginar cómo poner en práctica los conocimientos generados a lo largo del proceso. 

Está formado por personas interesadas en la mediación, la educación, la gestión cultural y la intersección de prácticas culturales y científicas con ganas de generar colectivamente alternativas para pensar en una mediación cultural sostenible a largo plazo. 

Conscientes de la importancia de compartir saberes entre agentes culturales presentamos una publicación final que recoge este proceso. Queremos compartir las fortalezas, retos y debilidades que han atravesado este proceso de investigación, reflexión y formación a partir de las experiencias del grupo motor y de varias representantes del grupo de aprendizaje, uno de los ejes sobre el que ha girado el proyecto. 

Para descargar la publicación pincha en la portada

Un café con… María Acaso

Museo Reina Sofía · 30-11-2020

Siguiendo con las acciones emprendidas como respuesta al marco actual, y tras la elaboración del informe sobre la situación laboral de las educadoras y mediadoras culturales en el marco del Covid-19, ponemos en marcha ahora el proyecto Un café con… Nuestro deseo es completar esta cartografía  incorporando las voces de aquellas personas que puedan compartir sus impresiones desde su posición de responsabilidad dentro de las áreas de educación y mediación de las instituciones.

Desde Un café con… queremos plantear esas conversaciones a modo de encuentro de café virtual, a través del formato de entrevistas en el que en esta entrega contamos con María Acaso, Jefa del Área de Educación del Museo Reina Sofía.


Tras el cierre de puertas de las instituciones entre marzo y mayo, y el lento despertar durante el verano, llegó septiembre y el deseo de una reactivación lo más completa posible en un panorama marcado por la incertidumbre.

¿Cuáles han sido las claves de las propuestas de tu institución para estos primeros meses? ¿Qué implican todos los cambios sociales que se están produciendo para el funcionamiento del departamento de educación?

De manera general, el Área de Educación del Departamento de Actividades Públicas del Museo Reina Sofía, hemos hecho honor a nuestra propia concepción como un laboratorio de ensayo y error. Debido a las circunstancias que nos han rodeado, y que nos rodean, la programación que diseñamos para el curso GIRA2019-2020 se implementó durante tan solo cinco meses, y nos hemos ido readapatando a los cambios sociales que estaban teniendo lugar.

En la nueva temporada que abrimos, nos vemos obligados a volver a girar, pero, de forma paradójica, este doble giro nos ha vuelto a situar donde estábamos, nos ha invitado a girar sobre nosotras mismas.

El diseño de GIRA2019-2020 nos llevó a sostener nuestro trabajo sobre lo que la pensadora Rita Segato enunció como el “proyecto histórico de los vínculos”, lo que nos permitió soñar con una institución que generara vínculos de larga duración con quien la habita. Partiendo de aquí, ahora podemos decir que algunos de los cambios que tuvimos que asumir, no solo nos permitieron seguir con lo que nos habíamos propuesto, sino darle mayor sentido. La clave fundamental de nuestro proyecto intelectual, El Museo de los Vínculos, basado en la generación de vínculos de larga duración con los públicos, hoy tiene más sentido que nunca en una situación en que la limitación de aforos permite pasar de la masividad a la intensidad en la relación con los públicos y, por lo tanto, tener un contacto diferente, más estrecho y personal con los visitantes. Por estas razones entendemos GIRA2020-2021 no como una programación nueva, sino como la prolongación y reformulación/intensificación de la anterior, entendiendo las circunstancias actuales como el conjunto de posibilidades que nos permiten investigar sobre la generación de nuevos vínculos entre las instituciones culturales y quienes las habitan.

Un tema que nos interesa especialmente en AMECUM es poner el foco en las trabajadoras de base, ¿Les va a afectar de algún modo los cambios en la institución? ¿Habrá forma de mantener las plantillas previas a la aparición de la pandemia? ¿Se ha pensado en reducir su vulnerabilidad dentro del sistema? ¿Cómo será su trabajo a partir de ahora?

Desde el Museo estamos trabajando por un objetivo histórico en el terreno de la mediación, el de la consolidación de la figura de la mediadora como un puesto estructural dentro de la institución.

Este objetivo está basado en la toma de conciencia de la vulnerabilidad de las condiciones materiales de las profesionales de la educación en las instituciones culturales, toma de conciencia que nos está llevando a desarrollar este proceso de consolidación profesional que es lento, pero sobre el que estamos trabajando de manera continuada.

Intentando ser lo más coherentes posibles con este objetivo, nuestras plantillas no se han visto afectadas por el momento por la aparición de la pandemia.

Ante un escenario en el que el trabajo cara a cara con los públicos depende de normativas constantemente cambiantes, muchas mediadoras temen perder su empleo. Creemos que esto se debe a que se tiende a olvidar todas las partes del trabajo y las tareas que las mediadoras realizan más allá del momento de la ejecución de las actividades. ¿Tendrán estas tareas más peso en el escenario futuro? ¿Cómo fomentarlas para que repercutan en una mejor relación de la institución con las diversas comunidades a las que se dirige?

En un museo menos turistizado, otro de los objetivos fundamentales de GIRA, la evolución de la mediación como servicio a la mediación como práctica cultural autónoma generadora de conocimiento, puede ser llevada a cabo más fácilmente. Esta evolución pone el foco en todas las tareas que sabemos que implica la mediación. La toma de posición política y el diseño de proyectos, una implementación creativa que implica el reconocimiento de la figura de la mediadora como una intelectual transformadora, así como el desarrollo de actividades de archivo, reflexión e investigación sobre los proyectos que estamos desarrollando, han formado y forman hoy más que nunca, el núcleo fundamental de nuestro escenario presente y futuro.

Ahora que muchas instituciones están apostando por desarrollar su presencia en el mundo digital como vía de interacción con los públicos ¿Cómo crees que el desarrollo de actividades/acciones en formato digital va a afectar a los públicos de las instituciones? ¿Cuál crees que será la reacción de los públicos? ¿Piensas que es posible que lo presencial vuelva a ser lo primordial en este tipo de programas?

Las primeras fases de la pandemia también nos han conducido, como a todas las institituciones, a la encrucijada de la virtualidad. Esto nos está permitiendo pensar en otras formas de contacto con los públicos, así como diseñar recorridos que exploran las colecciones y las exposiciones temporales desde lo que podríamos entender como el museoweb, lo que supone un cambio de mirada: migrar de la idea de la web como escaparate a la de la web como espacio de acción social. En concreto, el contexto de estado de alarma nos situó en un lugar de excepción donde nos hemos ido adaptando a los cambios sociales que habéis citado mediante la transformación de GIRA2019-2020 en #giraentucasa, una programación digital activada a partir de los hashtags #brillante #unmuseoparatodes #manualfeministaparara(habitar)elmundo y #comunidadesgira. En paralelo, junto al educador y artista Christian Fernández Mirón, hemos generado el proyecto de mediación autónoma Como la palma de mi mano.

En base a las perspectivas actuales, ¿podrías hacer un diagnóstico del futuro de la profesión?

De alguna manera, las perspectivas actuales nos han situado en un escenario paradójico del que hemos tomado consciencia. Este escenario ha vuelto más visible los problemas que ya teníamos antes de la pandemia, lo que nos ha posibilitado verlos de cerca y tomar posición. Desde el Área de Educación del Museo Reina Sofía, seguimos trabajando por la consolidación de la figura de las mediadoras culturales como puestos estructurales del museo y por el reconocimiento de dicha figura como una intelectual transformativa, con todo lo que esta figura conlleva. Forma parte de nuestra voluntad como institución que tanto la condición estructural de los puestos de trabajo como la consideración profesional se consoliden en un futuro cercano.


María Acaso,  Jefa del Área de Educación del Museo Reina Sofía.


Un café con… Rufino Ferreras

EducaThyssen · 09-07-2020

Siguiendo con las acciones emprendidas como respuesta al marco actual, y tras la elaboración del informe sobre la situación laboral de las educadoras y mediadoras culturales en el marco del Covid-19, ponemos en marcha ahora el proyecto Un café con… Nuestro deseo es completar esta cartografía  incorporando las voces de aquellas personas que puedan compartir sus impresiones desde su posición de responsabilidad dentro de las áreas de educación y mediación de las instituciones.

Desde Un café con… queremos plantear esas conversaciones a modo de encuentro de café virtual, a través del formato de entrevistas en el que en esta entrega contamos con Rufino Ferreras, Jefe de Educación del Museo Nacional Thyssen-Bornemisza.


En la mayoría de las instituciones culturales el cierre de puertas ha supuesto la interrupción de las actividades de educación y mediación. Ahora que se ha producido la reapertura, ¿desde tu institución se está pensando ya en cómo va a ser el escenario de estos primeros meses? ¿Qué implica esto para el departamento de educación?

Sin duda van a ser momentos llenos de incertidumbre. Los departamentos de educación y sus acciones son muy sensibles a la situación que viven distintos colectivos y la sociedad en su conjunto. A día de hoy no tenemos una idea clara de cómo van a funcionar ni la educación formal ni, por ejemplo, los recursos sociales que trabajan con nosotros en el ámbito de la educación social. En definitiva, no sabemos qué demanda vamos a tener y qué forma va a tener tanto esta demanda como nuestra respuesta. Desde mi equipo, somos consciente de esta incertidumbre, pero la vivimos como una oportunidad si no para revisar y hacer una nueva propuesta de acciones, sí para experimentar nuevos formatos de trabajo que nos puedan llevar a una renovación de la acción educativa. Esto implica un proceso de reflexión que nosotros hemos vivido durante los meses de confinamiento y la certeza de que las propuestas educativas no deben replicar siempre modelos que ya existían hace casi medio siglo, especialmente si no los replicamos con un mínimo de reflexión crítica no sólo sobre sus contenidos, sino también sobre sus formatos.

Un tema que nos interesa especialmente en AMECUM es poner el foco en las trabajadoras de base, ¿Les va a afectar de algún modo los cambios en la institución? ¿Habrá forma de mantener las plantillas previas? ¿Se ha pensado en reducir su vulnerabilidad dentro del sistema? ¿Cómo será su trabajo a partir de ahora?

El caso del equipo del que formo parte es realmente singular en el panorama actual. No seguimos el modelo de subcontratación de servicio y el equipo está contratado por la institución, formando estos parte de la plantilla. Pese a permitir la estabilidad, no es un modelo perfecto, y parte del equipo está contratado en asociación a algún proyecto, aunque suelen ser proyectos cuyo desarrollo es largo, de varios años. De este modo, creo que el equipo no se va a ver afectado en su estabilidad, pero soy consciente de que hay que trabajar aún más en reducir la vulnerabilidad de las personas que están a expensas de proyectos.

Ante un escenario en el que el trabajo cara a cara con los públicos de momento parece inviable, muchas mediadoras temen perder su empleo. Creemos que esto se debe a que se tiende a olvidar todas las partes del trabajo y las tareas que las mediadoras realizan más allá del momento de la ejecución de las actividades. ¿Tendrán estas tareas más peso en el escenario futuro? ¿Cómo fomentarlas para que repercutan en una mejor relación de la institución con las diversas comunidades a las que se dirige?

Es necesario un giro en la manera de entender nuestra acción más allá de un mero objeto de consumo. Una de las cuestiones que más me preocupan en la actualidad es la apropiación que el sistema ha hecho del vocabulario, la otra es el progresivo deterioro de la función educativa de los museos. La función educativa no ha dejado de perder peso en estas instituciones. En realidad creo que se ha desdibujado la función del museo, o mejor dicho, se ha redibujado a medida del modelo productivo que han fomentado conceptos como el de industria cultural.

Este modelo postfordista ha inundado las instituciones culturales transformando los productos culturales y educativos en servicios al consumo y olvidando su papel al servicio de la sociedad o solamente teniéndolo en cuenta en la medida en que este servicio a la sociedad puede ser presentado como un bien de consumo. Y esto ha tenido muchas consecuencias, entre ellas una precarización de sus trabajadores, en primer lugar porque todo producto busca rentabilidad monetaria, en segundo lugar porque un servicio cuando deja de ser público, se convierte en producto y un servicio así, puede ser fácilmente externalizado. De este modo han tomado protagonismo en el ámbito cultural dos modelos paradigmáticos del trabajo en el siglo XXI, por un lado los “oficios basura” y por otro algo sobre lo que creo aún no se ha reflexionado bastante: lo que el antropólogo David Graever, llama “trabajos de mierda” y que materializan a la perfección ese modelo de industria de la cultura en donde la gestión es lo único importante, desapareciendo los trabajadores que dan sentido social a la institución y creciendo los que gestionan a estos y su labor, sin caer en la cuenta de que si no se produce conocimiento, en nuestro caso acción educativa, gestores y burócratas solo gestionan ficciones.

¿Cómo crees que el desarrollo de actividades/acciones en formato digital  va a afectar a los públicos de las instituciones? ¿Cuál crees que será la reacción de los públicos? ¿Piensas que es posible que lo presencial vuelva a ser lo primordial en este tipo de programas?

Habría que distinguir entre virtualidades. Los museos entraron en un proceso de digitalización hace años, proceso que se ha acelerado, en muchos casos sin orden y concierto, debido a la situación actual. Esta digitalización se ha basado en entender lo virtual como una plataforma de publicación de contenidos, en muchos casos de republicación de contenidos ya existentes, de escaparate y catálogo de productos en demasiados casos. A mi modo de ver aún no hemos entendido muy bien qué es esto de la virtualidad o, al menos, solamente hemos atisbado su potencial como espacio no expositivo poniendo el acento en su papel como sucursal. La virtualidad es una herramienta y al mismo tiempo un espacio. Como herramienta, puede ser útil o peligrosa, como espacio puede ser algo más que una sala de exposiciones digital

Desde el equipo del que formo parte, llevamos años explorando cómo usar la tecnología como herramienta educativa. Esta trayectoria nos ha permitido reaccionar bastante bien a la situación de confinamiento, no solamente creando y publicando contenidos, sino potenciando lo virtual como espacio de encuentro y reflexión, creando acciones de mediación virtual que no implican una presencialidad en lo físico aunque sí en lo digital, fomentando nuevas maneras de narrar el museo y el arte, por ejemplo a través del lenguaje de los videojuegos, o aprovechando las posibilidades de las redes sociales como espacios de conversación. Acciones que creemos pertinentes en una sociedad globalizada que entiende lo digital como algo normalizado. Lo presencial en el espacio museo va a continuar, pero se va a  multiplicar lo presencial en el espacio virtual. Y para ello los educadores y/o mediadores, vamos a seguir siendo necesarios en la medida que seamos capaces de adaptarnos.

En base a las perspectivas actuales, ¿podrías hacer un diagnóstico del futuro de la profesión?

Creo firmemente en la necesidad de definir la profesión y su función. Pero para ello es necesario que la institución museo se defina claramente y deje claro qué quiere ser. Es necesario desinstitucionalizar el museo, no porque crea que lo institucional no deba existir, sino porque creo que las instituciones se han convertido en una suerte de factorías, de espacios de producción, de industrias culturales y/o turísticas. Si no logramos entre todos esto, los profesionales van a ser cada vez más prescindibles e intercambiables, especialmente porque va a ser prescindible lo educativo para estas industrias productivistas y porque como cualquier producto puede ser intercambiable por otro en función de su rentabilidad. Un modelo de museo realmente social, al servicio de todos, necesita de mediación, un modelo de museo turístico lo que necesitan son intérpretes.


Rufino Ferreras, Jefe de Educación del Museo Nacional Thyssen-Bornemisza.


Un café con… Ana Moreno

Museo del Prado · 10-06-2020

Siguiendo con las acciones emprendidas como respuesta al marco actual, y tras la elaboración del informe sobre la situación laboral de las educadoras y mediadoras culturales en el marco del Covid-19, ponemos en marcha ahora el proyecto Un café con… Nuestro deseo es completar esta cartografía  incorporando las voces de aquellas personas que puedan compartir sus impresiones desde su posición de responsabilidad dentro de las áreas de educación y mediación de las instituciones.

Desde Un café con… queremos plantear esas conversaciones a modo de encuentro de café virtual, a través del formato de entrevistas que inauguramos con Ana Moreno Rebordinos, Coordinadora General de Educación del Museo del Prado.


En la mayoría de las instituciones culturales el cierre de puertas ha supuesto la interrupción de las actividades de educación y mediación. Ahora que se aproxima la reapertura, ¿desde tu institución se está pensando ya en cómo va a ser el escenario de los primeros meses tras la reapertura de puertas? ¿Qué implica esto para el departamento de educación?

Desde hace semanas en el Museo del Prado se ha estado pensando en la reapertura que es bastante compleja. El Museo estará abierto desde el 6 de junio hasta el 13 de septiembre de manera parcial con una nueva presentación de la colección que se ha denominado Reencuentro. Será una experiencia única, la visita está centrada en la planta primera, donde se podrán ver algunas obras en ubicaciones diferentes estableciéndose nuevos diálogos y conexiones entre ellas. En estos primeros meses las visitas serán más bien individuales o en grupos muy reducidos de 5 personas como máximo. 

Prevalece de momento la prohibición de realizar actividades educativas, así es que lo habitual en estos momentos que sería, entre otras cosas, estar preparando la actividad de verano o la vuelta de las visitas para familias tienen que esperar. La imposibilidad de realizar actividades presenciales no nos impide estar pensado en propuestas y contenidos en otro formato para publicar en web y en redes sociales, no es lo mismo desde luego, pero queremos seguir acompañando a nuestro público. De todas formas, ahora una de las cosas que más me preocupa es cómo ir recuperando la normalidad en otoño.

Un tema que nos interesa especialmente en AMECUM es poner el foco en las trabajadoras de base, ¿Les va a afectar de algún modo los cambios en la institución? ¿Habrá forma de mantener las plantillas previas? ¿Se ha pensado en reducir su vulnerabilidad dentro del sistema? ¿Cómo será su trabajo a partir de ahora?

Nunca habíamos gestionado equipos en un escenario como éste y ha sido un aprendizaje a velocidad forzada, era necesario actuar y pensar soluciones de un día para otro. En nuestro caso parte de la acción educativa la realizan educadoras a través de una empresa externa, y desde el principio ha sido prioridad para la dirección mantener este contrato vigente. Hemos tenido que mirar con detenimiento las características del contrato para ver que los pasos que dábamos eran correctos. Creo que ésta es una de las cosas más importantes que hemos hecho y de la que me siento más satisfecha, mantener al equipo de educadoras; bien es cierto que su trabajo ha tenido que adaptarse a la nueva situación, el volumen de actividad se redujo, no podíamos trabajar en las salas y el público no podía venir al Museo, así es que los proyectos se han trasladado a la web, el programa para escolares, familias, público general o de necesidades especiales, todos tienen ahora una extensión en web.

Ante un escenario en el que el trabajo cara a cara con los públicos de momento parece inviable, muchas mediadoras temen perder su empleo. Creemos que esto se debe a que se tiende a olvidar todas las partes del trabajo y las tareas que las mediadoras realizan más allá del momento de la ejecución de las actividades. ¿tendrán estas tareas más peso en el escenario futuro? ¿Cómo fomentarlas para que repercutan en una mejor relación de la institución con las diversas comunidades a las que se dirige?

Tal vez sea un buen momento para generar cambios de base, hay que seguir insistiendo en lo esencial de la educación en las instituciones culturares y en cuáles son las funciones de educadoras/es y mediadoras/es, llevamos décadas con esta reivindicación. Desde luego estas funciones no se reducen a la realización de la visita en sala, hay trabajo de diseño y de preparación esencial, de formación y autoformación permanente, o de investigación. Por otro lado, debemos ser realistas y estamos intuyendo un escenario en el que la acción educativa se va a ver muy afectada, al menos durante unos meses el volumen de actividad presencial será muy reducido. Los proyectos pasan, irremediable y afortunadamente, de lo cuantitativo a lo cualitativo, como ya veníamos haciendo con algunos colectivos, trabajaremos en proyectos a otra escala y con otros tiempos.

Ante las dificultades a las que nos estamos enfrentando, hay que  buscar cómo mantener el dialogo y el contacto con nuestros públicos y establecer nuevos formatos que nos permitan trabajos híbridos entre los virtual y lo presencial, creo que ahí educadoras/es y mediadoras/es tienen un papel esencial, deben seguir siendo el nexo de unión entre el Museo y las comunidades con las que trabajamos.

¿Cómo crees que el desarrollo de actividades/acciones en formato digital  va a afectar a los públicos una vez se reabran las instituciones? ¿cuál crees que será la reacción de los públicos? ¿piensas que es posible que lo presencial vuelva a ser lo primordial en este tipo de programas?

Desde luego que sí, siempre lo presencial debe primar y volveremos a ese lugar. Parte de nuestra labor será precisamente poner en valor la experiencia en el espacio museo, junto a otros/as, dialogando, compartiendo, siendo. Creo que hay que buscar el equilibrio porque lo virtual va a seguir siendo importante, pero debemos hacer el esfuerzo en pensar desde lo digital y no seguir adaptando desde lo presencial a lo virtual, son medios diferentes y debemos aprovechar lo que nos ofrece cada uno. 

No nos podemos olvidar de una parte de nuestro público que no puede acceder a los recursos digitales bien por formación, bien por escasez de recursos. El escenario que se dibuja para los próximos meses requiere que nuestro trabajo, nuestros proyectos y recursos se muevan en esos dos lugares, será la manera de poder atender a nuestras comunidades y mantener nuestra función pública, tenemos esa responsabilidad.

En base a las perspectivas actuales, ¿podrías hacer un diagnóstico del futuro de la profesión?

Dependerá de cada una/o de nosotras/os, de la responsabilidad que asumamos todos los agentes implicados en fortalecer y definir esta profesión: educadoras, gestoras, instituciones culturales, comunidades y desde luego de las políticas culturales. Pasa también por saber cuál es la función del Museo y de la educación, y ésta no es un servicio es una función y como tal debe ser tratada desde la dirección de nuestras instituciones. Si es una profesión debemos llegar a ella queriendo desarrollar ahí nuestro trabajo y no como un lugar de tránsito, como ocurre muchas veces, para acceder a conservación o a exposiciones.

El futuro de la profesión pasa por su dignificación, pero antes hay que dar forma realmente a esta profesión y su necesidad dentro de las instituciones. Es decir, encuadrarla como digo  no como servicio, sino como una función dentro de ellas, haciendo al tiempo una reflexión profunda de lo que son estas instituciones, si son industrias que generan riqueza material o lugares  que enriquecen a la sociedad. Si son esto último, la educación pasa a tener un papel crucial en ellas, a articularlas y eso, sin duda, hará que la profesión se consolide y dignifique.

Gracias por esta oportunidad de tomar un café virtual con vosotras.

¡Muchas gracias a ti Ana!


Ana Moreno - AMECUM

Ana Moreno Rebordinos, Coordinadora General de Educación del Museo del Prado.

Su trayectoria profesional siempre ha estado vinculada al ámbito de la enseñanza del arte, de la educación en los museos y la gestión cultural. Hasta febrero de 2018 ha sido directora del Área de Educación del Museo Nacional Thyssen-Bornemisza. La relación con el Museo Thyssen-Bornemisza se inició en 1995 con el diseño de los primeros programas educativos. En 2017 trabajó en el primer proyecto curatorial diseñado desde el área de educación del Museo Thyssen-Bornemisza, la exposición Lección de Arte   (6 de noviembre de 2017- 28 de enero de 2018). Desde marzo de 2018 está trabajando en el diseño de una nueva estrategia educativa para el Museo Nacional del Prado.

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba